Cualquier momento es bueno para empezar a cuidarse y tomar conciencia de la importancia de cuidar nuestro organismo y las células que lo componen. Estas células, precisamente, son las responsables de que nuestros órganos y tejidos se mantengan saludables, y por tanto funcionen correctamente. Parece una idea sencilla ¿verdad?, pero…¿sabemos realmente cómo podemos ayudar a nuestro organismo? ¿conocemos qué alimentos pueden mejorar nuestra calidad de vida? Hoy os damos algunas claves útiles sobre 9 ALIMENTOS que deberían estar muy presentes en nuestra dieta diaria. 

Nuestras células necesitan nutrientes y oxígeno. En el grupo de los nutrientes, se encuentran glúcidos, lípidos, proteínas, vitaminas, minerales y agua en proporciones equilibradas. Cada tipo de persona, en cada edad o situación vital tiene diferentes necesidades nutricionales. Por otra parte se encuentra el oxígeno, que obtenemos al respirar  y que, en un complejo circuito de venas y arterias, viaja por nuestro cuerpo para llegar a todas y cada una de las células del cuerpo.

En todo este apasionante y complejo proceso, dichas células generan sustancias de desecho o toxinas que el propio cuerpo humano, como máquina diseñada para ello, expulsará. También se consideran toxinas aquellas sustancias que no genera el cuerpo pero  que pueden penetrar en la célula y entorpecer el funcionamiento normal de su metabolismo, como pueden ser metales pesados, pesticidas, nitratos, etc. Estas toxinas atacan a la célula en su parte más vulnerable, sus enzimas, sus membranas y sus ácidos nucleicos.

Como bien decimos el propio cuerpo humano está diseñado para realizar las funciones de limpieza necesarias para expulsar todas estas sustancias de desecho, pero también debemos ayudarlo para mejorar las funciones de: el hígado y los riñones, el sistema digestivo, el sistema circulatorio y la piel. 

El Hígado y los riñones

El hígado y los riñones son los órganos más importantes en lo que a eliminación de residuos se refiere, debido a su gran actividad metabólica. Además, el hígado es responsable de la eliminación de tóxicos hacia el sistema digestivo a través del sistema biliar, y el riñón es responsable de la filtración y eliminación de tóxicos a través de la orina.

Sistema digestivo

El sistema digestivo está en continuo contacto con los alimentos y además recibe las toxinas eliminadas por el hígado a través del sistema biliar. Un acúmulo de toxinas en el mismo se traduce en molestias y alteraciones del funcionamiento digestivo.

Sistema circulatorio

El sistema circulatorio es el responsable de recoger las toxinas y desechos producidos por el organismo y transportarlas hacia los principales órganos de eliminación. Cuando hay un exceso, se quedan acumulados en sus distintas partes y las oxidan, por lo que acaban afectando a la estructura y al funcionamiento normal del los vasos sanguíneos y del corazón.

Piel

La piel es un órgano que, además de eliminar toxinas a través del sudor, está en constante contacto con el exterior. Esto significa que es uno de los órganos que más sufre la polución, lo que se traduce en oxidación y envejecimiento.

Para favorecer el correcto funcionamiento de estos órganos y ayudarlos en su misión contamos con :

  • ALGA CHLORELLA, que contribuye a eliminar metales pesados y toxinas y favorece el normal funcionamiento del hígado y riñones. Además favorece el crecimiento de la microflora intestinal beneficiosa y calma la irritación de la membrana del colon.
  • ALCACHOFA, que favorece la detoxificación y contribuye al normal funcionamiento del tracto digestivo.
  • CARDO MARIANO, que contribuye a la protección y salud del hígado y favorece sus funciones detoxificantes.
  • CÚRCUMA, que contribuye al mantenimiento de la salud del hígado, la salud digestiva y que contribuye al funcionamiento del corazón, favorece la circulación sanguínea y tiene propiedades antioxidantes.
  • ESPECIAS  como la CÚRCUMA y la CANELA, que favorecen el confort digestivo, o el JENGIBRE, que ayuda al normal funcionamiento del tracto gastrointestinal.
  • ALOE VERA, que favorece la salud gastrointestinal y el mantenimiento de las funciones digestivas.
  • UVA, que contribuye a la integridad del sistema venoso y capilar y tiene propiedades antioxidantes.
  • ARÁNDANO y RUSCO, que favorecen la circulación sanguínea.

* Propiedades saludables autorizadas en el Registro Europeo nº 432/2012 o inscritas en el Registro de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

** Los complementos alimenticios no deben usarse como sustitutos de una dieta equilibrada ni de un modo de vida sano.