Cuidar de nuestra tensión es tan importante como cuidar de nuestra alimentación. La hipertensión arterial es considerada una de las enfermedades más prevalentes en nuestros tiempos y de las más silenciosas, lo cual no significa que no esté causando un daño. Además, puede coexistir con otros problemas cardiovasculares (principal causa de muerte a nivel mundial). Conociendo la importancia sobre lo que se considera hipertensión arterial, aconsejamos llevar un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada y variada. En este post os contamos qué es la tensión arterial y la importancia de conocer y cuidar nuestros valores arteriales.

La tensión arterial se puede definir como la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando es bombeada por el corazón en cada latido. Cuando esta tensión de los vasos sanguíneos es persistentemente alta, se produce un trastorno y es el que conocemos como hipertensión arterial (HTA) y está calificada como uno de los principales problemas de salud pública de nuestro país. En España su prevalencia es alta, en adultos es de aproximadamente un 40%, porcentaje que se ve aumentado casi al 70% en personas mayores de 60 años.

Una tensión arterial normal en adultos es de 120-80 mmHg, en cambio se considera tensión arterial elevada cuando los valores son iguales o superiores a 140-90 mmHg.

Hablamos de HTA cuando los valores son iguales o superiores a 140-90 o, como comúnmente se habla, 14/9. Los valores de la presión van a depender de la fuerza con la que trabaja el corazón y del estado de las arterias.

¿Sabes qué significa “mmHg”?

Es la medida estándar en la que se expresa la presión arterial, mmHg son las siglas de “milímetros de mercurio” y esto se debe a que antiguamente, el mercurio era el mineral con el que se medía la presión. Cuando hablamos de presión arterial se tienen en cuenta 2 valores, la máxima que es la presión arterial sistólica (PAS, se consigue con la contracción del corazón) y la mínima, presión arterial diastólica (PAD), cuando el corazón se dilata). El hándicap de esta enfermedad es que en la mayoría de los casos pasa desapercibida y se ha estimado que un tercio de la población la sufre sin saberlo, evoluciona de forma crónica y va provocando daño en órganos como el cerebro (pudiendo causar un accidente cerebrovascular), los riñones (insuficiencia renal que puede llevar a la necesidad de diálisis), los ojos (alteraciones en la visión) y el corazón (infarto, insuficiencia cardiaca, arritmias…). Constituye el principal factor de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

El 90–95% de los casos de HTA constituyen lo que se denomina hipertensión primaria, y se desconoce la verdadera causa.

Aunque se ha estudiado la relación con diversos factores que predisponen a sufrir esta enfermedad. Podríamos clasificarlos en 2 grupos:

  • Factores de riesgo no modificables: como la herencia genética, el sexo (se ha observado mayor predisposición en hombres que en mujeres hasta la menopausia, momento a partir del cual ambos sexos se iguala), y la edad (como consecuencia se van endureciendo las arterias y dificulta el paso de la sangre, por lo que aumenta la presión arterial).
  • Factores de riesgo modificables: la dieta, los hábitos de vida, sobrepeso, estrés, tipo de alimentación, sedentarismo, tabaco, alcohol… Estos son los que sí podemos controlar para prevenir una aparición prematura de HTA.

El 5% restante de las personas que sufren presión arterial alta está causada por otras enfermedades subyacentes y, en estos casos, se llama hipertensión secundaria.

Es importante llevar un control constante de los valores (sobre todo si existen antecedentes familiares o en edades superiores a los 40), tomando regularmente la presión arterial en la misma franja horaria y anotarlas para un mejor control, y consultar siempre al médico. Otra pauta es la modificación de los hábitos de vida en la dieta y ejercicio. Siempre se habla de una alimentación saludable y mantener una actividad física activa, y esto es lo que realmente nuestro organismo necesita para tener buena salud y aumentar nuestra longevidad.

ALIMENTACIÓN BAJA EN SAL 

 

NO ABUSAR DE PRODUCTOS ULTRAPROCESADOS Y CONGELADOS 

 

MANTENER UN PESO ADECUADO

 

DIETA RICA EN FRUTAS Y VERDURAS

 

NO FUMAR

 

CONTROLAR EL ESTRÉS 

 

MODERAR EL CONSUMO DE ALCOHOL

Además, podemos complementar nuestra alimentación con fuentes concentradas de nutrientes. NIVELTEN, con potasio que contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal, es un producto exclusivo dentro de la línea NIVELES que cuenta con productos multifórmula que aportan toda la sabiduría de la tradición herbodietética y toda la innovación en materias primas, con una rigurosa formulación que combina varias patentes de concentrados de plantas (Protensin® y Benolea®) junto con Potasio, reforzada con extracto seco estandarizado de corteza de Eucommia ulmoides y Espino blanco. 

Protensin® es un extracto patentado de péptidos activos marinos de pequeño tamaño fácilmente asimilables obtenidos de especies de pescado magro.

Benolea® es un extracto patentado y estandarizado al 16% en oleuropeína de hojas de Olivo, sin restos de toxinas ni contaminantes gracias a su exclusivo método de procesamiento consiguiendo la mayor calidad, pureza, estabilidad y concentración de activos, a la vez que preserva el totum de la planta.

NIVELTEN se presenta en un tarro de 40 cápsulas. Se recomienda tomar de 2 cápsulas al día, preferentemente en una sola toma y por las mañanas, junto con comida.

Te invitamos a conocer todos estos productos y más en nuestra página web.

 

Ya sabes #CONTROLATUSNIVELES con Tongil de manera saludable

 

Propiedades saludables autorizadas en el Registro Europeo nº 432/2012 o inscritas en el Registro de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

** Los complementos alimenticios no deben usarse como sustitutos de una dieta equilibrada ni de un modo de vida sano. No superar la dosis recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. Para satisfacer las necesidades nutricionales es importante seguir una dieta equilibrada y variada y un estilo de vida saludable.