Los libros, ahora más que nunca, son un salvavidas para adentrarnos en otra realidad. Siempre son buenos acompañantes  en un largo viaje, en noches en vela, para entretenernos y saciar nuestra curiosidad. Leer tiene infinidad de beneficios, ayuda a relajarse, a liberar el estrés, alimenta nuestra imaginación, abre nuestra mente, reconforta el alma…  En definitiva, la lectura es básica para el aprendizaje y la visión es uno de los sentidos vitales que necesitamos para llevarlo a cabo. Estos días de confinamiento vivimos la vida a través de una pantalla, libros digitales, el móvil, la tablet, el ordenador, la televisión… y todo ello sin poder salir al exterior a relajarnos; estamos forzando la vista y nuestra salud ocular puede verse resentida. Por eso, hemos aprovechado este 23 de abril, Día Internacional del Libro, para hacer hincapié en el cuidado de nuestros ojos y presentaros algunos complementos naturales que pueden ayudarnos al funcionamiento de los mismos. Queremos seguir disfrutando por muchos años de la lectura. 

Casi un 95% de la población piensa que los ojos son el órgano más valioso que tenemos los seres humanos, gracias a ellos recibimos muchísima información de nuestro entorno. Pese a ser tan importantes, muchas veces no les prestamos la atención que requieren y se nos olvida poner en práctica hábitos y rutinas saludables. No descansar la vista, no hidratar nuestros ojos, no hacer revisiones periódicas, utilizar gafas de mala calidad, no mantener una dieta equilibrada… hay muchísimas cosas que pasamos por alto sin ser conscientes del valor que tienen. También a la hora de la lectura se nos olvidan tips esenciales para llevarla a cabo de una manera saludable. Hace unos meses os presentábamos algunas Pautas para una correcta lectura. Pero continuemos ampliando algo más de información sobre nuestros ojos…  

¿Sabías que los ojos tienen aproximadamente 120 millones de bastones que nos ayudan a ver las formas y 6 millones de conos que diferencian los colores?

Estos “bastones” y “conos” de los que hablamos son sencillamente unas células fotorreceptoras que se encuentran en la retina (interior del ojo) y que se encargan de recibir la luz y enviarla al cerebro a través del nervio óptico. Otra curiosidad acerca de los ojos son el iris y la pupila. El iris es la parte del ojo que tiene color; mientras que, la pupila es el círculo negro que tenemos en el ojo que permite que la luz pase al interior del ojo, y según la luz se dilata o contrae. Además, nuestro ojo está protegido por una capa transparente llamada córnea (protege el iris y el cristalino) y las lágrimas, a través de las cuales se mantiene limpio y húmedo el ojo. Gracias al cristalino podemos enfocar los objetos que vemos a diferentes distancias, con la edad se pierde esa capacidad y es por eso que muchas personas ven borroso (comúnmente se denomina presbicia o vista cansada). Otros problemas de la visión pueden producirse por alteraciones en algunas de las partes del ojo o por enfermedades como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, retinopatía diabética (enfermedad ligada a la diabetes), glaucoma, degeneración macular asociada con la edad (DMAE) o cataratas.

Cómo mantener la salud ocular

Los hábitos de vida saludable con una dieta equilibrada resultan imprescindibles para promover la salud ocular y retrasar el inicio o la progresión de algunas patologías relacionadas con los ojos. El consumo de alimentos con alto contenido en vitaminas A, C y E, minerales como el zinc y selenio, carotenoides como la luteína y zeaxantina y los ácidos grasos omega 3 DHA y EPA, son clave para el cuidado de los ojos…

Muchos estudios relacionan la suplementación con carotenos junto con luteína frente a la progresión de algunas patologías oculares. La luteína y zeaxantina son antioxidantes que se encuentran en la mácula, retina y cristalino. En la alimentación los podemos encontrar en vegetales y en frutas, como por ejemplo en la calabaza, maíz, brécol, pistachos, coles, naranja. Aunque también las encontramos en pétalos de algunas flores amarillas, como la flor de la Caléndula. Desde Tongil disponemos de un complemento alimenticio que reúne todas estas características, Luteina 20mg Crocina, una fórmula exclusiva concentrada en los carotenoides Luteína y Zeaxantina procedentes de un extracto estandarizado de la flor de la Caléndula (Tagetes erecta) y de un extracto patentado de estigmas de Azafrán 100% puro que aporta un concentrado de crocina, carotenoide natural que le confiere el color rojo característico del azafrán y que en nuestro cuerpo se convierte en crocetina, ingrediente activo que se incorpora a la circulación sanguínea para dirigirse a la retina. Además viene reforzado con el mineral Zinc, que juega un papel fundamental a la hora de mantener la visión en condiciones normales. 

Por otra parte, el consumo de ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA), cuyo efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 2 gramos de EPA y DHA, muy socorridos en cuanto a mantener unos niveles normales de triglicéridos. También se ha relacionado en estudios clínicos con la prevención de algunas enfermedades oculares, puesto que el DHA contribuye a mantener el funcionamiento normal de la visión y el cerebro. Alimentos ricos en estos ácidos grasos son el pescado azul (salmón y sardinas), aceite de soja, nueces y semillas de lino. Omega 3 2400-TG es un complemento alimenticio concentrado en ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA) en forma de triglicéridos de mayor absorción y disponibilidad que los aportados en forma de estil-ester, procedentes de aceite de pescado concentrado y desodorizado de aguas frías, Ultra Purificado, altamente estable y comprometidos con la sostenibilidad y respeto al medio ambiente marino. 

También se ha estudiado el uso del Ginkgo biloba como planta importante para la salud ocular gracias a que promueve la circulación periférica. Estado Puro presenta un Ginkgo que se muestra en su máxima concentración en principios activos y pureza, estandarizado en los activos de mayor actividad fisiológica (ginkgoflavoglicósidos y terpenolactonas) y garantizando la ausencia del alérgeno ginkgólico (responsable de efectos secundarios como por ejemplo el dolor de cabeza tras su consumo), metales pesados, aflatoxinas o pesticidas.

 

¡Feliz Día Internacional del Libro! y ¡Feliç Sant Jordi!

Toma nota de estos consejos y ponlos en práctica y practica un confinamiento más saludable. 

 

Y ya sabes #QUÉDATEENCASA con Tongil de manera saludable

Propiedades saludables autorizadas en el Registro Europeo nº 432/2012 o inscritas en el Registro de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

** Los complementos alimenticios no deben usarse como sustitutos de una dieta equilibrada ni de un modo de vida sano.