El mes de abril ya está aquí, y con él llegaron las vacaciones de Semana Santa, pero… que vacaciones más extrañas confinados en casa ¿verdad? La crisis provocada por el Covid-19 nos ha llevado a vivir  la situación mas atípica que jamás hubiéramos imaginado. En muy poco tiempo, el mundo se ha vuelto del revés y nos ha hecho frenar de repente. El virus nos ha privado de nuestra libertad, de los paseos al aire libre, de los abrazos, de los besos, de las tardes al sol, en la playa, en la montaña, de los ratos con los amigos, con la familia… de todo y de todos. De pronto todo lo que nos parecía normal ya no lo es y además determinados gestos de cariño se han convertido en deporte de riesgo. 

Nos toca afrontar la situación con guantes, mascarilla y mucho optimismo. Esto puede ser muy difícil, y mucho más cuando entre los tuyos hay personas enfermas aisladas en un hospital, sanitarios, personal de limpieza, de servicios, de informativos, de almacenes… todos ellos se exponen a un riesgo tremendo cada día, para que a nosotros no nos falte de nada. Nos han hecho comprender que podemos salvar el mundo desde el sofá ¡qué paradoja!, ¿es real? Pues sí, esta afirmación es real e incierta como la vida misma. Porque tenemos que desaprender lo aprendido y empezar a asimilar y a reinventar nuestro día a día. ¿Cuánto tiempo va a durar? Todavía no lo sabemos, pero hay que aceptar que lo que vivimos es el principio de algo que debería hacernos reflexionar y pensar en qué estamos haciendo mal.

Al principio arrancábamos la cuarentena extasiados y con bastante optimismo, miles de cosas que hacer online, deporte, meditación, cibercitas con vinos y amigos, teletrabajo, conciertos de nuestros artistas favoritos, cine gratis, libros, horas y horas de redes sociales… Ahora muchas y largas semanas después, en las que la cita obligada de las 20:00 h. en la ventana es la única rutina que sabemos que no va a fallar, la energía va decayendo. Muchos están pasando la cuarentena en familia, con mascotas, con niños, otros muchos la pasan solos y lejos de los suyos… pero sabiendo que siempre al otro lado del teléfono o de la pantalla hay una voz amiga para salir del agujero con el que nos tropezamos.

Son “días raros” en los que dos de las mayores vitaminas que más estamos demandando son altas dosis de alegría y un aliento de esperanza. No dejemos que se nos pase la vida en cuarentena sin habernos escuchado, sin haber prestado atención a nuestro “yo interior”. Intentemos darle la vuelta a la tortilla antes de que sea demasiado tarde y vamos a saborear el lado bueno de todo esto, porque eso nos hará salir reforzados y al menos estar un poco menos desmotivados. Esta crisis, como muchas otras la vamos a superar juntos, aprendamos a dar las gracias, a decir “te quiero” y a practicar el pedir perdón, son muchos ejercicios, pero muy necesarios para ese crecimiento interior que nos eleve a lograr la mejor versión de nosotros mismos. 

En Tongil seguimos trabajando a diario, queremos acompañaros, y nuestro equipo se está dejando la piel para haceros llegar un chute energía positiva. ¡GRACIAS por tanto a la plantilla al completo y sobre todo a quiénes inevitablemente tienen que estar de manera presencial! A quienes estáis en casa debemos recordaros que podéis emplear vuestro tiempo como queráis, pero no lo malgastéis porque es precioso y preciso. En esta lista hemos recopilado algunos tips que seguro os pueden ayudar a sobrellevar el confinamiento, de la mejor manera posible, eso sí… ¡NUNCA DEJÉIS DE SONREÍR!

COME SALUDABLE

Ahora el tiempo ya no es un excusa. Podemos aprovechar para cocinar, planificar el menú semanal y poner en práctica esas recetas que siempre habíamos querido cocinar. Si hay peques en casa también es un buen momento para cocinar juntos y enseñarles hábitos saludables en la cocina. Seguir una rutina en los horarios de comida y una dieta equilibrada es crucial en estos tiempos. Incluye en tu dieta suplementos naturales que contribuyan a reforzar las defensas. Los expertos recomiendan buena organización y comida saludable para que la ansiedad y el estrés no nos dominen durante la cuarentena. También es muy importante salir a hacer la compra lista en mano, puesto que la organización previa nos ayudará a comprar solo no necesario y no llenar el carro de comida basura. 

 

LAVA tus manos

La protección e higiene de nuestras manos se ha convertido en uno de los temas protagonista en época de confinamiento. Debemos lavarlas a menudo con agua y jabón, pero tampoco podemos olvidarnos de protegerlas después con una buena crema hidratante y reparadora. Podemos utilizar guantes y soluciones desinfectantes o hidroalcohólicas, pero esto es preventivo, tenemos que acompañarlo siempre del resto de prácticas pautadas por las autoridades sanitarias.

 

DESINFECTA tu hogar

Está claro que la higiene de nuestro hogar y nuestro cuerpo es un arma letal contra el virus. Por eso hay que aprovechar para limpiar y ordenar cada rincón de nuestra casa. Y cuando estemos en contacto con el exterior: zapatos, ropa, objetos, productos que compramos en el súper… debemos someternos a limpieza y desinfección; también nosotros debemos darnos una buena ducha con agua caliente y jabón.

 

TRABAJA DESDE CASA

Si todavía no lo habías practicado, seguro que en algún momento habías fantaseado con el hecho de poder experimentar las ventajas del teletrabajo: ahorrarte el trayecto y los atascos, comer en casa, o incluso levantarte un poquito antes de comenzar la jornada para poder practicar un poco de deporte. Bien, pues ahora es el momento, hazlo realidad y no te quejes, si podemos teletrabajar, somos afornutados por poder hacerlo y no estar parados como muchos otros. 

 

CUIDA DE LOS TUYOS

Si estás pasando la cuarentena con los tuyos, aprovecha para cuidarles, mimarles, quererles y hacer todo eso que siempre habías querido hacer con ellos. Si tu plan es solo en casa, disfruta de ti y goza de los tuyos en la distancia, suerte que internet y el teléfono nos acercan a quienes queremos. 

 

DISFRUTA DE LA LECTURA, ESCUCHA TU DISCO FAVORITO Y VUELVE A VER ESA PELÍCULA

Un buen libro, una tarde de lectura o música con una copa de vino, un café o una tila… es un planazo que no muchas veces podemos permitirnos. Si se te agotan los discos y libros en casa, recuerda que hay miles de opciones gratuitas en la red. Y ni que decir tiene sobre las pelis y series que abarrotan las plataformas online. 

 

DEDÍCATE TIEMPO, ESCUCHA TU INTERIOR y PONTE EN FORMA

No te abandones al chándal y al pijama. Arréglate cada día como si fueras a salir y verás cómo se hace más llevadero. Estar en casa no es sinónimo de no poder estar radiante. Dedicar un ratito del día a la meditación siempre es un acierto para estar en calma y una rutina deportiva es crucial para no salir de esta atrofiados. 

 

QUÉDATE EN LA CAMA, HABLA CON TUS AMIGOS, CONECTA CON EL EXTERIOR, RETOMA AFICIONES, VUELVE A CREAR…

Dentro de tu casa eres libre, por eso tú eliges, tú mandas… aprovecha el tiempo como quieras pero… ¡NO DEJES DE SONREÍR! porque #estevirusloparamosunidos

 

Toma nota de estos consejos y ponlos en práctica y verás como tu confinamiento se hace más llevadero casi sin darte cuenta. 

Y ya sabes #QUÉDATEENCASA con Tongil de manera saludable