La lectura ofrece múltiples beneficios, entre ellos: agudiza la astucia, nos propicia el intercambio de información y cultura, nos permite ampliar nuestros conocimientos sobre diversos temas, y por consiguiente nos hace más libres. Además estimula la percepción, la concentración, la empatía y nos ayuda a relajarnos. La costumbre continuada de leer, incluso aseguran algunos expertos “retarda la aparición de los síntomas de demencia”. 

Es indudable que la lectura nos aporta muchísimas cosas buenas, por eso el fomento de las costumbres o rutinas lectoras desde la cuna es crucial para el crecimiento personal de nuestros pequeños. La lectura no es solo una labor del colegio, tenemos que ser capaces de mostrar a nuestros niños que leer no es una parte más de los deberes que les mandan, sino que se trata de un divertimento, un pasatiempo de lo más enriquecedor. A la hora de inculcar buenos hábitos de lectura debemos tener en cuenta muchos factores para saber elegir la lectura más adecuada según edad y gustos, qué libros están de moda, cómo mostrarles que es divertido… y por supuesto saber que la imitación es fuente de información. Nuestros pequeños tienden a imitar a los mayores, por tanto si nos ven leer, ellos querrán también leer. 

Pero, ¿sabemos qué consejos debemos seguir a la hora de leer? Hoy en nuestro blog hemos querido celebrar el Día del Libro recopilando una serie de tips útiles que nos ayudarán a que nuestra lectura sea más saludable y agradable.

 

Pautas para una correcta lectura

ILUMINACIÓN

Una buena iluminación evita la fatiga visual: procura no leer en ambientes con poca luz (aunque leas en una pantalla) y que la fuente de iluminación no esté justo encima de ti.

 

DISTANCIA

Mantén el libro o pantalla a unos 40-50 cm de distancia.

 

DESCANSO

Descansa tu vista cada 20 minutos mirando a lo lejos al menos 20 segundos: reducirás el esfuerzo ocular y aumentarás el parpadeo.

 

HIDRATACIÓN

Hidrata tus ojos con lágrima artificial y prevendrás el ojo seco, ya que al leer se reduce la frecuencia de parpadeo.

 

ALIMENTACIÓN

Ayúdate incorporando a tu dieta ingredientes como:
 Carotenoides como la luteína, contenida en la Flor de Caléndula, que contribuye a la agudeza visual 
El DHA, que es un ácido graso Omega 3, contribuye a mantener el funcionamiento normal de la visión. El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 250 mg de DHA.
El Arándano, que contribuye a la salud ocular a través de sus efectos antioxidantes y vasculares.